0

Cambio social en Fundación y Sinhué el egipcio

21 marzo 2014

Hace poco he terminado (entre otros) dos libros: Fundación (Isaac Asimov, 1951) y Sinhué el egipcio (Mika Waltari, 1945). La obra de Asimov se publicó en relatos cortos prácticamente entera entre 1942 y 1944, y leyendo ambas se percibe el entramado común del tema del paso del tiempo y el cambio de las sociedades.
  • Fundación, una (excelente y exaltada) obra de ciencia ficción, abre con la historia de un psicohistoriador -en un futuro lejano se desarrolla una ciencia que aplica la mecánica estadística a la psicología social- que predice el colapso del imperio humano extendido por toda la galaxia. A continuación, enlaza el desarrollo de sus planes para crear una colonia científica que contribuya a reducir el interregno con el segundo imperio protagonizando una serie de crisis civilizatorias.
  • Sinhué el egipcio sin embargo es novela histórica, y habla desde la perspectiva de un médico sobre los pueblos circundantes y la revolución religiosa y política de Akenatón (1353 a.C), el faraón que derrocó los antiguos dioses para crear una nueva capital religiosa y un culto pre-monoteísta, oponiéndose así al clero y pueblo egipcio.
Aunque a primera vista parecen diferentes, los temas de fondo son idénticos: los personajes se encuentran ante una situación en que todo lo conocido se tambalea, se cuestiona a la vez que se tiene nostalgia de lo habitual y se dibuja un horizonte de incertidumbre para la sociedad que todavía está por nacer, o no. Asimov además lleva el relato como si en realidad hiciera un análisis histórico como el que hiciera después en Breve Historia de la Química (1965), con fases que hacen referencia a las posteriores a la caída del imperio romano. Watari encarna en su protagonista la mentalidad de un Egipto teocrático que enfrenta la inercia social a la multiculturalidad y las revoluciones. Y pese a hablar de lo mismo, ambas resultan imperdibles.

Dejo a los bibliófilos y críticos (si no lo han hecho ya) la cuestión de la influencia entre una y otra, que como lector parecen evidentes y creo que resultan un buen ejemplo de cómo un tema tan complejo puede abordarse desde perspectivas tan diferentes. Y, por supuesto, con la recomendación de que empieces las primeras páginas, te aseguro que el resto vienen ellas solas.

2

Somos tontacos. Lo dice un estudio.

08 octubre 2013

Acaba de salir "el informe PISA para adultos", o PIAAC, que corrobora el Efecto Telecinco sobre la compresión lectora y matemática en la OCDE (sí, no sólo la UE, también EE.UU. o Corea). Los peores, y con diferencia. Y de esto no hay excusa posible: ni los videojuegos violentos ni las chapuceras reformas educativas socialistas (un poco quizás, pero es la sociedad la que educa, aunque nuestros "Gestores de lo Público" no hagan Política -con mayúscula- para que se valore socialmente el conocimiento, las emociones positivas o la interrelación en que vivimos); porque la población a estudio tenía(mos) de 16 a 65 años, peor cuanto más mayores en comparación con las mismas franjas de edad del resto de países. Bienvenidos a la Marca España.
Todos los datos del informe están aquí. No sólo es que seamos en promedio los peores, sino que la población de peor nivel en comprensión y matemáticas de un desglose de 5 ronda el 30%, es decir, que no somos mediocres tirando a mal, sino mayoritariamente tontacos. Es así, la sociedad te señala por no conocer al último fichaje del Madrid y consiente un "yo es que soy de letras" cuando no sabes leer la factura de la luz.
No me dedico a la educación, por lo que me abstengo de analizar sistemas educativos (y con el siguiente claramente vamos a peor reconociendo una religión en el currículo y potenciando la gestión privada-católica de la educación), pero lo que tengo claro es que no estamos en una sociedad que apunte a una salida ni de esta ni de otras cifras, como las del paro, el deterioro medioambiental o la pobreza; que incomprensiblemente analizamos por separado. "De aquellos polvos, estos lodos", podríamos decir de pensar en la sociedad fraccionadamente, lo que seguramente nos llevará a volver a actuar en el sistema educativo torpemente "Porque es un problema educativo", nos dirán.
Y voy a dejar de escribir, porque sinceramente me caliento demasiado.
Total, que descubro la noticia mientras estaba mirando cursos abiertos (a.k.a.: gratis) de ingeniería, que no será por falta de recursos. A veces la sociedad te hace sentir imbécil.
1

Los patitos que escribían mapas

30 agosto 2013

Edición en castellano de la historia
de los patitos (Aguilar, 2012)
Un equipo de oceanógrafos australianos acaba de calcular que para principios de 2014 alcanzarán la costa oeste de EE.UU. los primeros restos de la fuga de Cesio 135 del accidente de Fukushima (bien diluidos, eso sí, tras atravesar el primer océano del planeta, aunque sin dejar de afectar a la vida marina durante 30 años). Sí, se trata de la de 2011, no la que ha sido declarada recientemente y que no deja de ser un suma y sigue en la cuenta de accidentes nucleares.

Pero no, no es eso lo curioso (alarmante sí, pero no curioso). El mismo equipo del Dr. Van Sebille ha creado ADrift.org.au -algo así como "a la deriva"-, una web que recoge los datos de las corrientes marinas y estima grosso modo la pluma de dispersión hidrodinámica, es decir, los rumbos que podría tomar un vertido conocido su origen. Algo tan interesante como educativo para concienciar sobre este sistema cerrado en el que todo vuelve que llamamos mundo.

La idea surgió tras el vertido en el 92 de los Friendly Floatees, unos 29000 juguetes de plástico (entre ellos patitos amarillos) que vieron truncado su viaje desde Hong Kong a Tacoma y se dispersaron por el Pacífico cuando una tormenta abrió el contenedor que los transportaba. La lectura positiva de este vertido en particular es que gracias a su visibilidad, número, flotabilidad y duración dieron una excelente oportunidad de estudiar empíricamente las corrientes superficiales. De hecho se siguen recogiendo datos, porque tras llegar en 2007 a costas británicas, continúan encontrándose y los últimos ejemplares se cotizan a 1000$.

Si la historia te suena, quizás es porque Seat anunció un coche con ella hace un tiempo. Si consigo el libro, que va sobre la expedición, os cuento. Estad atentas quienes vayáis a la playa, quién sabe...
2

Montando una impresora 3D (I)

03 julio 2013

Con la llegada del calor retomo los proyectos pendientes, entre otros el de la impresión 3D.
Aunque suene algo futurista, el prototipado rápido (máquinas que 'imprimen' piezas a partir de archivos) ya ha entrado en muchas casas y apunta a que aunque no llegará a ser tan común como las impresoras de tinta, al menos a no resultar raro verlas en las mesas de quienes se dedican al diseño industrial o tienen el gusanillo 'maker'. Han empezado con buen pie, formando comunidad (en Huesca ya somos media docena, en Zaragoza hacen periódicamente talleres y ya han hecho un par de expos); algo consustancial al movimiento de software/hardware libre, gracias a cuyas virtudes tanto la documentación como los programas y las piezas son fáciles de encontrar, económicas y modificables.

Así que lo dicho, junto a un par de amigos nos hemos puesto manos a la obra en un local del Coso (Strategos Osca). Y en ello estamos. Un par de imágenes de las piezas del cuerpo y extrusor con tornillería, y las piezas modificadas con tuercas empotradas:
Piezas imprimidas de la estructura en verde y el extrusor en rojo cortesía de Chema y Álvaro.

Las dos preguntas recurrentes cuando te pones con estas cosas es, ¿cómo lo haces, y cuánto cuesta?.
Bueno, pues en cuanto a la primera pregunta en parte queda dicho, se basa en que enseña quien sabe y que no la haces encerrado en tu casa. Sales, preguntas, te relacionas con otra gente con los mismos intereses y vas aprendiendo en conjunto. Ah, y disfrutas :-)
Empiezas preguntando en la EINA -donde tienen servicio de impresión-, acabas enterándote de que hay una lista abierta de correos de CloneWars, encuentras los videotutoriales que OviJuan cuelga en Youtube, acudes a las quedadas de Zaragoza,... y vas haciendo. Si tenéis alguna duda de cómo ponerte en marcha, podéis preguntar en los comentarios.

Y la pregunta del millón (o no tanto), ¿cuánto puede costar?. Pues eso es lo que espero averiguar concretamente en esta primera impresora :-) y mientras voy haciendo, completo una lista de gastos. Aunque si no te quieres complicar puedes pedir un kit de 650€ que está bastante bien en Cooking Hacks (unos chavales de Zaragoza, aunque lo pongan todo en inglés), pero ¿no has leído el subtítulo del blog?. Pues eso: a buscarse la vida y tirar de la poca industria local. De momento en Ferretería Estallo la tornillería y a reciclar los aparatos que van cayendo en mis manos.

Extra: ¿Impresoras 3D en Huesca?.
Sí, en Huesca estamos varios makers. Álvaro, Chema, Jorge, Óscar, Pedro... Actualmente hay una impresora en la FP del Instituto Pirámide, al menos dos en casas particulares y estamos con la primera de varias en el local de Strategos Osca (Coso, debajo de HitRadio). La mejor forma es ponerte en contacto con todos en la lista de Clone Wars.
Iré ampliando info sobre dónde puedes encontrar ayuda para empezar tu impresora (y otros proyectos DIY).
2

Energía Nuclear: un error de magnitud

01 junio 2013

El miércoles presentamos en Huesca #Oligopoly2, documental sobre el sector eléctrico y las energías renovables, y entre el auditorio surgió el dogma sobre la supuesta limpieza de la energía nuclear. Huelga decir que sobran argumentos en contra de esta idea desde el ámbito ecologista (social y político), de que para ello hay que omitir en el análisis la minería de material fisionable y la gestión de residuos, es decir, restringirse a la generación. Para complementar, ayer asistí al Curso sobre Ciencia y Tecnología Nuclear (3ª edición -2011,2012-), al que puedo asegurar el haber acudido con información e interés.

Para empezar es de valorar que los ponentes fuesen de lo más preparados que he visto en este tipo de conferencias. Desde investigadores a profesionales de Iberdrola, ingenieros o físicos, y es de agradecer. Aunque hubiera preferido profundizar más en la tecnología, a este nivel lo que más eché en falta fue el no contar con la exposición de una voz crítica, siendo olvidada la máxima de Ortega y Gasset: "Siempre que enseñes, enseña a la vez a dudar de lo que enseñas."
Estoy seguro de que no hubieran faltado voluntarios para, en 10-15 minutos, plantear las muy razonables dudas de los usos pacíficos de la energía nuclear. Yo el primero.

Dicho lo anterior y tras no recibir respuesta en sus defensores, mi particular dilema sobre la nuclear (además de otros muchos que no entraban en el tiempo de preguntas) sigue siendo que, aunque siempre me ha parecido un ejercicio intelectual apasionante, como propuesta para generar energía a una sociedad supone caer en un tremendo error de magnitud. Me explico: Si el orden de magnitud de duración de las estructuras organizativas que hemos conseguido crear a lo largo de la Historia es menor que el de los residuos que queremos gestionar (es decir, si el organismo encargado de gestionar no va a sobrevivir a lo gestionado) ¿cómo podemos llamar a eso 'gestionar/controlar'?.
El residuo nuclear clásico contiene (datos de Enresa) Uranio 94,7% (0,7% U-235), otros elementos fisionados 4,1%, Plutonio 1,1% y 0,1% de actínidos minoritarios. Es este todo fisionado, o Residuo de Alta Actividad, el que ha de ser controlado.

Algunas cifras:
Estructura civilizatoria (periodo) Duración (años) Isótopos Vida media (años)
Imperio faraónico de Egipto (3050-31 a.C) 3020 Uranio-235 703800000
Cultura Maya (2000a.C-1546d.C) 3500 Uranio-238 4468000000
Antigua Grecia (1200-146a.C) 1054 Plutonio-239 24100
Imperio bizantino (330-1261) 931 Torio-232 14050000000
Sacro Imperio Romano Germánico (962-1806) 844

Imperio etíope (1270-1975) 705

Imperio otomano (1299-1922) 623

Imperio romano (27 a.C-476 d.C) 503

Imperio español (1492-1898) 406

Imperio colonial francés (1605-1962) 357

Imperio Vijayanagara (1336-1646) 310

Imperio persa (559a.C-330a.C) 229


Gráficamente (en escala logarítmica porque si no, no se verían datos):

¿Cómo pasarán estos residuos miles de años sin ser abiertos?. Según estos expertos, enterrándolos (el Almacenamiento Geológico Profundo). Sin embargo, si nos fijamos en qué instalaciones han conseguido parar a los intrusos durante siglos por los imperios y civilizaciones antiguas vemos que, aunque anecdóticas, sólo hay unas pocas que lo lograron gracias al olvido y el secretismo: el Archivo Secreto Vaticano (4 siglos pese a las filtraciones y que el primer archivo fue destruido), o las ciudades perdidas. La más longeva (por ser pequeña y estar escondida en el desierto), la tumba de Tutankamón, que pese a ser saqueada en la antigüedad permaneció casi tres mil años olvidada. En este caso, cabría aquí preguntarnos si es lícito llamar 'control' a mantener algo en el olvido o en secreto; si hemos de sacrificar la transparencia exigible a una sociedad avanzada para guardar los complejos, y si pese a todo, estaremos garantizando que el residuo no vuelva a la sociedad. La respuesta, obviamente, es no. Y así lo entendió el panel de expertos encargado de señalizar el WIPP (el almacén geológico piloto de EEUU). Sus conclusiones (entre ellas, crear sociedades secretas que velen por la transmisión del mensaje, por ejemplo) tratan de sortear la ley de la Teoría de la Información que establece que cualquier transmisión decae, cualquier mensaje y lenguaje acaban olvidándose, incluidas las advertencias que se instalen en un almacén de residuos nucleares activos miles de años.
La única solución parcial es la investigación en la transmutación (seguir fisionando el residuo para disminuir su tiempo de almacenamiento al orden de siglos). Algo que sigue en fase de estudio mientras seguimos almacenando residuos y queriendo construir nuevas centrales.

Y ya digo, aunque esta no es mi única razón de objeción a la energía nuclear, me parece una de las más evidentes: la generación eléctrica mediante fisión es un error de magnitud. Pero al fin y al cabo no deja de ser la expresión de una concepción desnaturalizada, incluso atemporal, del ser humano. Desde esa concepción atemporal, ¿cómo podemos hablar de sostenibilidad?. El propio Foro Nuclear responde a esto:
Será pues responsabilidad de los dirigentes de los países el encontrar un equilibrio entre las necesidades del hombre y la preservación del medio ambiente original, equilibrio que habrá de conjugar el progreso y la cadena ecológica entre el hombre y la naturaleza, el medio ambiente físico y el medio ambiente social. No hay que olvidar que la inteligencia humana ha hallado y hallará sistemas de reducción e incluso eliminación de esos efectos perniciosos. La historia corrobora esta afirmación.
¿'La historia corrobora esa afirmación'?, ¿en serio?.
Quizás habría que poner en tela de juicio el pensamiento mágico de quien confía a los mismos sujetos de la hipoteca del residuo nuclear el encontrar también la forma de gestionarlo. Sí, disfrutaremos de la energía producida, pero el problema que somos incapaces de resolver habrán de sufrirlo quienes no lo hagan (las reservas de mineral no les alcanzarán). Y entonces la historia, como siempre, será escrita sin recurrir a afirmaciones, como la de la cita, vacías de rigor.
0

Contra el dogma de la eficiencia

De Jevons, la causalidad y el decrecimiento

23 enero 2013

Hace ya bastante descubrí por un estudiante de psicología el nombre de un fenómeno conocido.
Este artículo de Xatakaciencia cita algunos ejemplos de la paradoja de Jevons:
  • Los atascos no disminuyen al aumentar el número de carreteras, que fomentan el uso del coche.
  • Las galletas light no adelgazan porque se acaban comiendo más.
  • Medios de transmisión de información más eficaces nos hacen dedicarles más tiempo a "las redes".
En definitiva, fenómenos que nos muestran que EFICIENCIA ≠ REDUCCIÓN, aceptando como expresión:
Ei Ci Ui ≤ Ef Cf Uf
donde E: Eficiencia, C: Consumo y U: Unidades/uso (inicialmente y tras la innovación)

O lo que me atrevería a llamar "la transcripción del Segundo Principio al comportamiento social".

La economía convencional (y muchas de las alternativas propuestas productivistas, como la cubana) está sostenida por dogmas de fe, y la innovación técnica no proporciona soluciones si no hay un cambio de mentalidad, de filosofía de fondo (decrecimiento lo llamamos algunas). Otros ejemplos clásicos de innovaciones que proponían aumentar la eficiencia para solucionar problemas:
  • Los transgénicos, que iban a acabar con el hambre.
  • Internet, que iba a propagar el conocimiento a escala global.
  • La robotización, cuando las máquinas iban a acabar con el trabajo y darnos ocio.
Contra lo prometido, la mejora de las comunicaciones no necesariamente está haciendo que la gente vuelva a entornos rurales o más tranquilos gracias al teletrabajo, sino al contrario: El ritmo de crecimiento de las ciudades es mayor debido a que aunque nos comunicamos electrónicamente, no abandonamos los antiguos conceptos como "horas sentadas - horas trabajadas". Se pronosticó que ya no tenía sentido aglutinarse en ciudades cuando apareció el teléfono, se pensó lo mismo del fax; y luego del correo electrónico y las videoconferencias..., pero aunque posible, no ocurrió.

¿Y cómo es que esta carrera por el desarrollo no soluciona, sino que acumula e incluso crea problemas cada vez más grandes?. Pues este es un comportamiento propio de los sistemas complejos, como aquellos en los que interviene el factor humano. Aquí es donde entra la causalidad circular:

Dinámica de sistemas, de J. Aracil y F. Gordillo. Ed. Alianza 1997
Alguien está inmerso en dos tipos de problemas (a) [...] Al tratar de liberarse de uno de ellos, empujándolo para apartarlo, se produce el fenómeno ilustrado (b) [...]. La causalidad circular implícita en un proceso de retroalimentación hace que aparentes soluciones a unos problemas produzcan deterioros importantes en otros.
En nuestro caso, las dos opciones habituales a un problema dado serían:
  1. Soluciones sostenidas en valores, o procesos conscientes de cambio de valores ("Por qué hago, Por qué necesito"). Complejas y a largo plazo (tanto personalmente como para una masa social), no solemos tener el tiempo ni la costumbre para ponerlas en marcha.
  2. Soluciones sostenidas en técnicas, que evitan enfrentar el problema - y casi siempre sólo parcialmente- o lo aplazan ejecutivamente ("Cómo hago, Cuánto cuesta"). Aunque simples (que no sencillas) e inmediatas, suelen actuar sobre factores imprevistos o no deseados cuando el sistema tiene cierta complejidad.
¿De dónde sacamos pues el tiempo para crear esos procesos que reduzcan efectivamente "los costes"?. En una recomendable charla, José Luis Sampedro cuestionaba a un auditorio de jóvenes el que "No sabemos qué hacer con la técnica, no tenemos el arte de vivir." y ahondaba sobre el uso de la técnica sin valores humanísticos que provean "el tiempo para hacerse lo que se es". Es decir, que la utilidad de la tarea vaya más allá de su realización, convirtiéndose en una herramienta para la humanización o sea desechada.

Mientras, el ser humano parece empeñado en resolver técnicamente -con acciones simples y complicadas, no sencillas y complejas- sus errores de concepto, confiando en que sus dogmas o la causalidad funcionarán algún día a su favor.

Feliz año, por cierto.
0

¿Smilex en Mercadona?

17 enero 2013

Últimamente la realidad se va oscureciendo hacia Tim Burton. Una noticia de ya hace un tiempo:
Al parecer, la combinación de varios cosméticos y productos de limpieza de uso cotidiano provocaba la síntesis de cancerígenos. Imposible evitar rememorar el malvado plan del Joker y su Smilex.
Aunque no directamente, más info relacionada con la diversidad de especies químicas que sintetizamos y cuyos efectos combinados son difíciles de pronosticar (absternerse hipocondríac@s): Sensibilidad química múltiple