2

Confluencia

31 octubre 2015

'Confluencia' es la razón principal por la que he presentado mi candidatura a las primarias de AltoAragón en Común (el proceso de primarias está en la web). Y para presentarla, qué mejor ejemplo de confluencia que el origen de la palabra: los caminos y ríos que se encuentran y, sin perder su origen, saben que discurriendo juntos conseguirán dejar de ser caminos solitarios y ríos que ni mueven molinos, ni transforman su paisaje. Como en ellos, reivindico la importancia del tiempo para darles vida.

Tiempo para lograr crear una inteligencia colectiva que entienda que nuestra fuerza radica en el equilibrio entre la diversidad de ideas y en la sintonía de valores, para conocernos como personas más allá de las etiquetas (cuyo significado general no suele venir de quienes las llevamos), trabajando juntas, y sobre todo disfrutando del proceso.

Te dejo una serie de entradas de este blog, mis etiquetas, para que conozcas mejor de dónde viene mi camino. Pese a eso quiero insistir, y creo que es clave, en que mi candidatura es para trabajar por la confluencia del Altoaragón, con el resto de compañeras y, si así me lo permites, contigo.


Soy uno de Huesca, pero también soy: No-violencia, Ecologista, Derechos animales, #15M, Sencillo pero no simple, Altermundista, Lectóvoro y Vegetariano, Antimilitarista, Soñador, Activista político (ecofeminista, libertario,...), Currante y, por qué no, un poco Friki.


3

No lo entiendo

10 mayo 2015

Ayer los partidos suspendieron la campaña en solidaridad el suceso de Sevilla. Cuatro militares murieron en servicio durante unas pruebas de material militar.
Y yo, sinceramente, no lo entiendo.

Para empezar no entiendo la razón de base, pero esto para el final. Empecemos por las cifras, o qué estaba pasando ese mismo día:
Cada día miles de personas mueren de hambre. Según UNICEF, 6400 niños diariamente.Unas 15 diarias, según ACNUR, mueren tratando de llegar a tierra en el Mediterráneo.Cientos en todo el mundo por desastres naturales, como el terremoto de Nepal, o enfermedades evitables simplemente con agua potable. Otras tantas por la esclavitud que impone nuestro consumo, como trabajadoras en China o minando tantalio en El Congo.Las hay que se suicidan, como en la India, porque agromultinacionales han extinguido o patentado variedades vegetales condenándolas a créditos que no pueden pagar.Esclavas sexuales en Tailandia, ablaciones en África, trabajadoras en maquiladoras de México, feminicidios, refugiadas, activistas asesinadas protegiendo el Amazonas o tratando de defender los derechos humanos en el Sahara. Sin mencionar las guerras que llevan a cabo los militares con quienes nos solidarizamos.
La lista es larga. Muy larga. Y no deja de aumentar cada día. Pero hay quien dirá "eso no pasa aquí", o dicho de otra forma, "no eran españoles". Bueno, vale, ¿y qué pasa aquí?. Quiero decir, ¿el desempleo, los desahucios, la falta de asistencia sanitaria, la violencia institucional o la precariedad y siniestralidad (16 bajas diarias, en cifras de 2013 del Observatorio de Siniestralidad Laboral) no son causas que devienen en tragedias humanas y por tanto merecedoras de luto como el suceso de Sevilla?.

Quizás la justificación sería "estaban trabajando". Y no podría estar más en desacuerdo. No sólo porque esté en contra del ejército como institución que sirva a un pueblo, sino porque para quien esté a favor eso contradice la existencia de las fuerzas armadas. Ninguna de todas aquellas personas citadas tenía como empleo jugarse la vida por su patria, ni colaboraba en el desarrollo de material militar cuyo objetivo es militar; y por ninguna se suspenderá el derecho de ninguno de sus pueblos a la participación democrática.

Cabría preguntarse si tiene incidencia por lo sorpresivo del suceso, es decir, ¿esto ocurre esporádicamente o es intrínseco a la actividad militar?. En hemeroteca vemos que aproximadamente una vez al año toca accidente aéreo militar, lo que contrasta con el descenso continuado de la siniestralidad aérea. Teniendo en cuenta que las cifras son por pasajero (aviones comerciales abarrotados vs. militares) los datos contrastan. O contrastarían, de nuevo, si no tuviésemos en cuenta que están desarrollando material militar con todo lo que ello supone.

Y por último, el fondo. Si no fuésemos un país de pandereta, sabríamos leer declaraciones como la del presidente del Gobierno cuando dice que "un suceso de estas características no es lo mejor que le puede ocurrir a una industria como la nuestra". Que quien opte por no querer enterarse de que participando en las actividades de las fuerzas armadas y la industria asociada se dedica a poner su vida en evidente riesgo (por la patria, por la pasta o por lo que quiera), opta por la ignorancia. Que como sociedad nos solidaricemos con quienes optan por la ignorancia en lugar de invertir en educación para que no haya ignorantes, nos convierte en imbéciles. Que mantengamos una actividad como la militar que pone en evidente riesgo a quienes la llevan a cabo sin un beneficio social (como puede ser protección civil, servicios sociales o bomberos), además de imbécil es irresponsable. Y en eso han caído todos los partidos, de izquierdas y derechas. ¿Todos?. No, hubo uno que no.

De todas formas, si tú sí lo entiendes y en los comentarios me lo quieres explicar, estaré encantado.
0

El gobierno de las ideas simples

01 mayo 2015

Hoy 1º de Mayo es un día de esos que, dicen, son para uno poder pensar. Y andaba pensando en la raza de ideas que nos viene gobernando. Porque no todas las ideas, por ser ideas, son del mismo montón. Ejemplo:

Todos los puntos de una circunferencia son equidistantes del centro.
Todos los políticos son iguales. (en 'políticos', variaciones a placer)

Aunque la fórmula sea la misma e ideas sean ambas, es evidente que al cambiar el sujeto al que se refieren, la generalización se vuelve falsa. Lo mismo pasa con muchas ideas que forman parte de "lo que todo el mundo sabe"*, lo que no se pone en entredicho porque forma parte íntima de lo cotidiano como la economía, la producción, el trabajo, la competitividad o el progreso; y que han llegado a ese estatus de gobierno del ideario colectivo a partir de cercenar otras ideas, incluso buenas ideas, que en absoluto eran simples. La receta para crear ideas simples sólo tiene dos pasos, casi virales: Tomar el núcleo de la idea huésped y descontextualizarla. No hace falta nada más y nada es más efectivo.  Ejemplos:

- En la época griega se consideraban prácticas separadas la economía (gestión de la casa, lo no mercantil) y la crematoria (obtener beneficio por el intercambio), una distinción que hoy a muchos les resulta exótica.
- Adam Smith propuso su teoría económica sobre la base de la moral (Teoría de los sentimientos morales), sin embargo quienes le interpretaron consideraron que el libre mercado funcionaría tanto con intereses como con valores.
- Darwin trabajó en el concepto de evolución de las especies, nunca de los individuos, y en sus escritos tardíos explora la coevolución. Sus ideas fueron reducidas y extrapoladas con el darwinismo social (propuesto por economistas) al ámbito social.

Son ejemplos claros de cómo ideas simples, apiladas y de rápida difusión (a través de medios de masas**, de usos tradicionales, integradas sin filtro ni proceso) han acabado institucionalizándose y contribuyendo a la lógica de la dominación. Dominación "del otro", de la mujer, del extranjero, de los demás animales, del medioambiente..., no del conocimiento de una misma o de quienes nos rodean, ni de verdades universales, ni del sentido de lo que hacemos, ni de los miedos e inseguridades existenciales; las verdaderas conquistas que dan sentido a sencillamente ser. Porque para dominar las cuestiones vitales, las importantes, se necesitan ideas sencillas (no simples) de tan complejas, con una parte importante de elaboración propia. Y una vez planteadas mucho tiempo para poder asimilarlas, tiempo como el que nos da el 1º de Mayo para pensar.


* En "Planeta azul (no verde)" de Václav Klaus hay muchas de ellas (no lo recomiendo, lo pongo como ejemplo de esas simplezas que nos gobiernan).
** Muy interesante la recopilación e ideas de J.V. Barcia de Periodistas en Acción y Px1NME sobre el tema de medios de comunicación.
0

Electrónica ética

26 diciembre 2014

Con la llegada de la época de los regalos en muchas casas aparecerá el cacharro tecnológico de turno - con estatus de objeto de deseo inherente por el halo de novedad- con el que (cabe la posibilidad) alguien pueda plantearse algunas preguntas y acabe descubriendo eso que llamamos "electrónica ética".

Ingeniería Sin Fronteras puso en marcha la campaña No Más Artículos Defectuosos (llena de recursos interesantes e informes de marcas y productos), donde desmigaja el concepto y le da aplicación para quienes a la hora de elegir electrónica hemos acabado poniendo (por principios o desesperación con la obsolescencia) otros criterios además de la calidad/precio, bien sea por la última noticia de las penosas condiciones laborales en Asia (BBC|Filtrado vídeo de trabajadores explotados en las fábricas del iPhone 6, Dic'14), por los señores de la guerra que controlan las explotaciones de minerales estratégicos como el Coltan en África (EM|Morir por un puñado de arena, Feb'14), o por la destrucción de recursos, ecosistemas y culturas por el placer del capricho.

Lo que te propone la electrónica ética básicamente es preguntarle a tu electrónica de dónde viene (o de dónde se extrae la materia prima con la que se hace), quién la produce y bajo qué condiciones (¿reciben un salario digno?, ¿las condiciones son humanas?), y preguntarte a ti sobre todo por qué quieres cambiar tu electrónica antigua, y qué hace la nueva para ser más duradera.

Porque sí, hay otras formas de hacer las cosas, y también en lo que a electrónica respecta. Si quieres averiguar cómo, aprovechando las fechas te sugiero que sigas esa estrella ;-)
4

¿Puede la cooperación ayudar al despliegue tecnológico?

13 junio 2014

El CEO de Tesla Motors (conocido fabricante de vehículos eléctricos) anuncia que liberan las patentes de la compañía con un rotundo: "All Our Patent Are Belong To You" (referencia friki de la frase) donde cargan contra la lógica establecida al desencajar las patentes de su modelo de innovación:
Tesla Motors was created to accelerate the advent of sustainable transport. [...] but then lay intellectual property landmines behind us to inhibit others, we are acting in a manner contrary to that goal.
Pese a ser una ventaja competitiva para la empresa, dicen, es una carga para el objetivo que se propusieron al crearla. Y esto, dejando atrás el hecho de que el multimillonario dueño de Tesla Motors se encuentra en una situación no demasiado difícil para poder tomar esta decisión, sí plantea preguntas, muchas, como aquella intervención del ministro de Industria, José Manuel Soria:
Necesitamos reindustrializar España, y ganar competitividad gracias a la innovación.
Porque el ministro parte de una concepción del desarrollo tecnológico ligada a la competitividad, lo que abre debate sobre el medio y los fines, tanto políticos "¿Debe el Estado apoyar un sector productivo (público o privado) o a los fines de dicho sector (suponiéndolos deseables)?", como privados "¿Debe un empresario sacrificar su empresa por el cumplimiento de la misión de esta?", bastante interesante.
En resumen, acabamos cuestionando la lógica de la competitividad en favor de la de cooperación, que no es más que lo que el movimiento de Código Abierto (OpenSource), a partir de un humanismo que siempre estuvo ahí, propone.
Pero volviendo a la cuestión del desarrollo tecnológico y la propiedad industrial, ¿favorece el modelo competitivo a la creación?, ¿o es el compartir y cooperar lo que genera más y mejores ideas?. ¿Qué datos hay?.

Propongo experimentar con la segunda, ¿sabes de datos, fuentes, estudios que traten este tema?. Los comentarios están abiertos, iré ampliando la entrada.

Actualización Enero 2015
El presidente de Toyota anuncia la liberación de unas 6000 patentes de vehículo eléctrico con pila de combustible y procesos relacionados para ayudar al resto de fabricantes a crear la demanda que necesita la infraestructura de repostaje.

0

El límite de la cantidad

05 mayo 2014

Noticia de hoy:

En un debate reciente sobre la energía nuclear, al plantear la inseguridad del uso de la radiactividad, mi contraparte argumentó que debía utilizarse, en lugar del riesgo percibido, la fórmula usada en los seguros: "Riesgo del accidente = Probabilidad de que ocurra x Daño que causaría". Y, como le respondí, aquí hay un error de concepto clásico que ya señalaba Schumacher al hablar de lo que llamaba "La economía del gigantismo decimonónico":
[...] Si el economista no estudia la meta-economía, o, lo que es aún peor, si permanece en la ignorancia de que hay límites para la aplicabilidad del cálculo económico, es probable que caiga en una clase de error similar al de ciertos teólogos medievales que trataban de dilucidar problemas de la física por medio de citas bíblicas.
— E.F. Schumacher. Lo pequeño es hermoso
Recursos y servicios se distribuyen más eficientemente con caminos más cortos, lo que lleva (además de como seres sociales) a justificar que fundemos poblaciones, ¿pero podemos llevar esto al punto de crear megaciudades?. Comparar el riesgo de circular en bici o en coche con el producto "Riesgo = Probabilidad x Daño" da una idea más real de este, pero ¿es extrapolable a valorar el riesgo de un accidente nuclear?.

La respuesta (creo que) es clara: existe un límite para lo cuantitativo, en el que más allá cambia su naturaleza y se convierte en algo cualitativamente diferente. Podemos reciclar un término de la física nuclear como es el de masa crítica (Wikipedia: cantidad mínima de material necesaria para que se mantenga una reacción nuclear en cadena) para este hecho: al alcanzar una cantidad suficiente, comenzamos a hablar no de "mucho de algo", sino de algo radicalmente diferente, como un reactor que produce energía o un arma nuclear. Y para cosas tan diferentes, y eso es lo que conceptualmente nos cuesta tanto entender, la diferencia es sólo de unos pocos gramos.
La masa crítica, concepto muy útil para mov. sociales

Respecto al uso civil de la energía nuclear (insisto), mi propuesta sería que se aplicase a la evaluación del riesgo el mismo concepto de masa crítica, de la misma forma que se usa ya en otros campos. Y para el urbanismo también podríamos aportar cifras, y razones por las que las ciudades (por ejemplo Huesca) deben limitar en cierto punto su crecimiento, pero eso, para el siguiente post ;-)


Si quieres+, te recomiendo:
"Lo pequeño es hermoso", de E.F. Schumacher
"Masa crítica", de Phillip Ball
0

Cambio social en Fundación y Sinhué el egipcio

21 marzo 2014

Hace poco he terminado (entre otros) dos libros: Fundación (Isaac Asimov, 1951) y Sinhué el egipcio (Mika Waltari, 1945). La obra de Asimov se publicó en relatos cortos prácticamente entera entre 1942 y 1944, y leyendo ambas se percibe el entramado común del tema del paso del tiempo y el cambio de las sociedades.
  • Fundación, una (excelente y exaltada) obra de ciencia ficción, abre con la historia de un psicohistoriador -en un futuro lejano se desarrolla una ciencia que aplica la mecánica estadística a la psicología social- que predice el colapso del imperio humano extendido por toda la galaxia. A continuación, enlaza el desarrollo de sus planes para crear una colonia científica que contribuya a reducir el interregno con el segundo imperio protagonizando una serie de crisis civilizatorias.
  • Sinhué el egipcio sin embargo es novela histórica, y habla desde la perspectiva de un médico sobre los pueblos circundantes y la revolución religiosa y política de Akenatón (1353 a.C), el faraón que derrocó los antiguos dioses para crear una nueva capital religiosa y un culto pre-monoteísta, oponiéndose así al clero y pueblo egipcio.
Aunque a primera vista parecen diferentes, los temas de fondo son idénticos: los personajes se encuentran ante una situación en que todo lo conocido se tambalea, se cuestiona a la vez que se tiene nostalgia de lo habitual y se dibuja un horizonte de incertidumbre para la sociedad que todavía está por nacer, o no. Asimov además lleva el relato como si en realidad hiciera un análisis histórico como el que hiciera después en Breve Historia de la Química (1965), con fases que hacen referencia a las posteriores a la caída del imperio romano. Watari encarna en su protagonista la mentalidad de un Egipto teocrático que enfrenta la inercia social a la multiculturalidad y las revoluciones. Y pese a hablar de lo mismo, ambas resultan imperdibles.

Dejo a los bibliófilos y críticos (si no lo han hecho ya) la cuestión de la influencia entre una y otra, que como lector parecen evidentes y creo que resultan un buen ejemplo de cómo un tema tan complejo puede abordarse desde perspectivas tan diferentes. Y, por supuesto, con la recomendación de que empieces las primeras páginas, te aseguro que el resto vienen ellas solas.