Ubuntu

11 noviembre 2006

Hace cosa de un mes, después de que el vaso se desbordase por la gota en forma de un gusano que sólo afectaba a Güidos, decidí a dar el paso y me puse a estudiar las distribuciones. Como ando novato en estas cosas del Linux me acabé declinando por algo sencillo con lo que poder ir aprendiendo, así que aposté por Ubuntu, basado en Debian. Como tenía problemas con la grabadora pedí el CD y hoy ha llegado. Y para inmortalizarlo, unas fotillos. Por cierto, no me fijé que lo traían desde Amsterdam... menudas noches durmiendo en ese mismo aeropuerto, jajja.

Y la primera carga del Ubuntu.
Ahora ando trasteando para que me reproduzca .MP3, por algo hay que empezar.

El inicio de la Odisea.

2 comentarios:

Mon dijo...

Sé que el comentario llega tarde, pero imagino que los tendrás bajo control.

Enhorabuena por el cambio. Puede hacerse un poco cuesta arriba, pero es dificil arrepentirse.

Por cierto, a juzgar por lo que sale en la casilla "Faena", juraría que hemos estudiado lo mismo.

Lupus dijo...

Sí, desde noviembre ya le he cogido el tranquillo al ubuntu, no es nada complicado.
¿En serio?, no me suena ningún Mon da Dientes de las orlas ;)

Un saludo,

Publicar un comentario