Ya no me fío tanto del cajero

20 octubre 2007

Es lo que piensas cuando un instante antes de meter tu tarjeta, de repente la pantalla se apaga y aparece lo que bien podría considerarse una amenaza, seguida de ruiditos y comprobaciones mecánicas durante los diez minutos que esperé en la fila analógica para sacar el dinero.
Qué susto, pardiéz.

Por cierto, una presentación sobre lo nuevo del OpenOffice:

Atención a la integración con la Wikipedia.

3 comentarios:

RJ dijo...

OOo es una gran opción. Aunque por el momento aún me falta tiempo para migrar a Linux, es una bendición contar con un programa así de ofimática, con el que no tienes problemas para funcionar en ningún lado. Y cada vez, además, mejor.

¡Un saludo!

RJ

PepitoGrillo dijo...

Buenas muestras de avance de Linux, tienes mi simpatía y mi apoyo.
Saludos

Lupus dijo...

RJ, ya has comenzado el camino, que es lo más difícil. El resto es atreverse. Un saludo,

Pepito, gracias. Un saludo a ti también.

Publicar un comentario