San Lorenzo de curri

15 agosto 2009

No, no me he equivocado de fechas. Sé que hoy acaba San Lorenzo y la verdad es que este año no he estado muy en fiestas. Mucho trabajo y muy poca jarana, pese a que cogí dos semanas de vacaciones en julio porque, creedme o no, eran para trabajar sin sueldo (y parece que mereció la pena, porque la gente salió contenta, al menos Dav!d).

Y toda esta industriosidad me ha recordado a unos seres de la niñez, diminutos y verdes (para más inri), que no dejaban de trabajar. Creo que aquella vez fue cuando empecé a escuchar sobre temas que ahora me acompañan, para empezar el de la vocación (como me dijeron una vez, encuentra un trabajo que te apasione y no volverás a trabajar nunca).
Me refiero a los curris, los geniales secundarios de Fraggle Rock. Y dándole vueltas me he dado cuenta de un par cosas en las que no caí de pequeño:
  • ¡Curri viene de currante!, y yo de pequeño convencido que venía de que eran pequeños como granos de arroz. La traducción fue acertada, pues en inglés es Doozer (de bulldozer), no como otras traducciones de la serie un poco... desafortunadas.
  • Esta figura era la sátira perfecta y enseñaba abiertamente sobre el equilibrio ecológico (ellos construían mientras los Fraggle se lo comían, en simbiosis), la sinrazón del crecimiento ilimitado (en un capítulo los Fraggle deciden dejar de comer sus estructuras y el equilibrio se pone en peligro) o el aprender a vivir entre vivir para trabajar (Curri) y el vivir para jugar (Fraggle).
Lo que sí que no ví en ningún capítulo era que cobrasen, y por eso lo de que me he pasado un verano de curri. Trabajando, sin cobrar, pero a gusto.

Y esto último os va a gustar. ¿Recordáis el 'yes we can'?, ¿a que no sabéis quiénes fueron los primeros en usarlo?: ¡los curris!.

Hale, no os canséis,

3 comentarios:

dAv!d dijo...

Ya decía yo que había visto en algún blog ya a los curris: http://abloguearabloguear.blogspot.com/
Pero allí faltaba uno con el casco verde, jeje.

lorenzo meler dijo...

Pues yo también me acuerdo de los curri, aunque claro, a mí me sonaban a la salsa esta que se llama curri (aquí cada uno a lo suyo, jejeje).

A partir de ahora, cuando tengamos que hacer algo sin cobrar (para que se lo coman otros) lo llamaremos la semana del curri que queda muy bien.

siempresmartes dijo...

Soy una Curri, lo reconozco...Pero em han dicho que ahora va a poder operarse. Yo en realidad es que me siento Gori, solo nací en el cuerpo equivocado.

Publicar un comentario