El gobierno de las ideas simples

01 mayo 2015

Hoy 1º de Mayo es un día de esos que, dicen, son para uno poder pensar. Y andaba pensando en la raza de ideas que nos viene gobernando. Porque no todas las ideas, por ser ideas, son del mismo montón. Ejemplo:

Todos los puntos de una circunferencia son equidistantes del centro.
Todos los políticos son iguales. (en 'políticos', variaciones a placer)

Aunque la fórmula sea la misma e ideas sean ambas, es evidente que al cambiar el sujeto al que se refieren, la generalización se vuelve falsa. Lo mismo pasa con muchas ideas que forman parte de "lo que todo el mundo sabe"*, lo que no se pone en entredicho porque forma parte íntima de lo cotidiano como la economía, la producción, el trabajo, la competitividad o el progreso; y que han llegado a ese estatus de gobierno del ideario colectivo a partir de cercenar otras ideas, incluso buenas ideas, que en absoluto eran simples. La receta para crear ideas simples sólo tiene dos pasos, casi virales: Tomar el núcleo de la idea huésped y descontextualizarla. No hace falta nada más y nada es más efectivo.  Ejemplos:

- En la época griega se consideraban prácticas separadas la economía (gestión de la casa, lo no mercantil) y la crematoria (obtener beneficio por el intercambio), una distinción que hoy a muchos les resulta exótica.
- Adam Smith propuso su teoría económica sobre una base moral (Teoría de los sentimientos morales), es decir, unos agentes económicos sujetos a reglas éticas. Sin embargo quienes le interpretaron, trasladaron que el libre mercado funcionaría tanto con intereses como con valores.
- Darwin trabajó en el concepto de evolución de las especies, nunca de los individuos, y en sus escritos tardíos explora la coevolución. Sus ideas fueron reducidas y extrapoladas con el darwinismo social (propuesto por economistas) al ámbito social.

Son ejemplos claros de cómo ideas simples, apiladas y de rápida difusión (a través de medios de masas**, de usos tradicionales, integradas sin filtro ni proceso) han acabado institucionalizándose y contribuyendo a la lógica de la dominación. Dominación "del otro", de la mujer, del extranjero, de los demás animales, del medioambiente..., no del conocimiento de una misma o de quienes nos rodean, ni de verdades universales, ni del sentido de lo que hacemos, ni de los miedos e inseguridades existenciales; las verdaderas conquistas que dan sentido a sencillamente ser. Porque para dominar las cuestiones vitales, las importantes, se necesitan ideas sencillas (no simples) de tan complejas, con una parte importante de elaboración propia. Y una vez planteadas mucho tiempo para poder asimilarlas, tiempo como el que nos da el 1º de Mayo para pensar.


* En "Planeta azul (no verde)" de Václav Klaus hay muchas de ellas (no lo recomiendo, lo pongo como ejemplo de esas simplezas que nos gobiernan).
** Muy interesante la recopilación e ideas de J.V. Barcia de Periodistas en Acción y Px1NME sobre el tema de medios de comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada