03 diciembre 2016

El lío de la bicicleta

La prensa ha recogido de forma desigual lo que esta semana ha ocurrido en la Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible. Para muestra, estos titulares:


El diputado socialista Odón Elorza atribuía a un "error técnico" que una parte del texto inicial de otra proposición de Podemos, también relativa al uso de la bicicleta, quedara "en el limbo" después de acordar una enmienda transaccional que sustituía a la iniciativa primaria.
"No tiene sentido que se pierda parte de la PNL de Podemos", coincidía Irene Rivera de Ciudadanos, a lo que mediaba de nuevo el presidente no sin antes agradecer todas las aportaciones para zanjar que, reglamento en mano, no es él quien decide qué texto se vota, sino que la última palabra la tiene el grupo proponente, en este caso el PSOE.
Así que después de diecisiete minutos colapsados en la votación del punto 10 y sin salir del "¿pero qué se vota?", el diputado del PSOE Pablo Bellido quita el freno. "Retiramos la proposición".
Entonces, ¿se aprobó o no la iniciativa de la bicicleta?.


Pues sí y no.
Aclaro la historia. El PSOE y nuestro grupo presentamos dos iniciativas para el impulso de la bici, que provenían de un encuentro organizado con asociaciones y profesionales en el Congreso la XI legislatura. Las diferencias entre ambas eran estéticas mayoritariamente, pero discrepaban sobre si nombrábamos o no los cambios concretos que solicitaban los colectivos (la nuestra sí, la suya no).

A cada iniciativa, el PP le presentó una enmienda. En la socialista añadía el término “Estatal” que recogía nuestra proposición y añadía el fomento de las vías verdes (que realmente es una medida de cicloturismo, no de uso habitual). Sin embargo, a nosotros nos propusieron eliminar los puntos 3, 4 y 5 además de añadir lo de las vías verdes. Vistas las posturas, hice un texto que comparase y refundiera las aportaciones de los tres grupos (sí, sumando al PP). Es el siguiente:


GPCUnidos Podemos-EC-EM

GPSocialista

TRANSACCIONAL




1. Considerar y potenciar la bicicleta como una alternativa real de transporte en nuestros pueblos y ciudades, para lo que debe favorecerse, siempre teniendo en cuenta a las restantes administraciones competentes y la transversalidad competencial en esta materia, la integración de la bicicleta en sus políticas de movilidad y seguridad vial, con el objetivo de incrementar su uso en nuestro país en las mejores condiciones de seguridad y sin perjuicio alguno para los peatones.

1. Considerar y potenciar la bicicleta como una alternativa real de transporte en nuestros pueblos y ciudades, para lo que debe favorecerse, siempre teniendo en cuenta a las restantes administraciones competentes y la transversalidad competencial en esta materia, la integración de la bicicleta en sus políticas de movilidad y seguridad vial, con el objetivo de incrementar su uso en nuestro país en las mejores condiciones de seguridad y sin perjuicio alguno para los peatones.


1. Impulsar y reactivar el trabajo del Comité Técnico organizado por la DGT, para diseñar y posteriormente aprobar el Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta, dotando los medios necesarios para ello.

2. Elaborar un Plan Estratégico de la Bicicleta que contemple, a modo de directrices generales de alcance estratégico, iniciativas normativas, propuestas programáticas sectoriales, coordinación interadministrativa y recomendaciones que sirvan, en conjunto, para promover el uso habitual de la bici como una alternativa de movilidad dentro de una política de transporte integral y sostenible. Este proceso deberá desarrollarse en el marco de un proceso de participación, que implique a la Mesa Nacional de la Bicicleta, a las diferentes administraciones competentes en la materia y a otras entidades directamente implicadas en este ámbito.

2. Elaborar y dotar un Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta que contemple, a modo de directrices generales de alcance estratégico, iniciativas normativas, propuestas programáticas sectoriales, coordinación interadministrativa y recomendaciones que sirvan, en conjunto, para promover el uso habitual de la bici como una alternativa de movilidad dentro de una política de transporte integral y sostenible. Este proceso deberá desarrollarse en el marco de un proceso de participación, que implique a la Mesa Nacional de la Bicicleta, a las diferentes administraciones competentes en la materia y a otras entidades directamente implicadas en este ámbito.




3. Potenciar, impulsando campañas de concienciación, la formalización de compromisos programáticos en favor de la bicicleta desde los distintos ámbitos de la sociedad implicados en su desarrollo, entre otros, en el seno de las administraciones públicas, de las organizaciones sociales y económicas, de los partidos políticos y de los operadores de transporte.

3. Potenciar, impulsando campañas de concienciación, la formalización de compromisos programáticos en favor de la bicicleta desde los distintos ámbitos de la sociedad implicados en su desarrollo, entre otros, en el seno de las administraciones públicas, de las organizaciones sociales y económicas, de los partidos políticos y de los operadores de transporte.


2. Revisar la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación atendiendo a los documentos enviados por la Mesa Nacional de la Bicicleta al Consejo Superior de Tráfico.



4. Comprometerse con un impulso definitivo a la cultura de la bicicleta en España, lo cual requiere la creación de un marco normativo adecuado, tanto a nivel legislativo como reglamentario, que, en coordinación y acuerdo con todas las administraciones competentes en la materia, permita el incremento del uso seguro de la bicicleta en sus distintas vertientes (como medio de transporte cotidiano, deportiva o recreativa). En concreto, se propone la revisión de la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación atendiendo a las recomendaciones de la Mesa Nacional de la Bicicleta al Consejo Superior de Tráfico, la restauración en el Código Penal de la imprudencia en cualquier grado con resultado de lesiones o muerte como tipo penal, y la revisión de la Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico -en lo referente al procedimiento de reclamación de indemnizaciones de las víctimas ante las aseguradoras-.


3. Restaurar en el Código Penal la imprudencia, en cualquier grado, con resultado de lesiones o muerte como tipo penal.

4. Comprometerse con un impulso definitivo a la cultura de la bicicleta en España, lo cual requiere la creación de un marco normativo adecuado, tanto a nivel legislativo como reglamentario, que, en coordinación y acuerdo con todas las administraciones competentes en la materia, permita el incremento del uso seguro de la bicicleta en sus distintas vertientes (como medio de transporte cotidiano, deportiva o recreativa).



4. Revisión de la Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico, especialmente en lo referente al procedimiento que deben afrontar las víctimas para reclamar las correspondientes indemnizaciones ante las aseguradoras.







5. Impulsar la creación de un Consejo Nacional de la Bicicleta, a modo se instancia asesora, consultiva y de participación democrática de todos los sectores comprometidos con el desarrollo de la utilización de la bicicleta, con el objetivo, entre otros, de proponer los cambios normativos precisos y la elaboración participada de un Plan Estratégico que favorezca el uso de la bici para una movilidad más sostenible en nuestras poblaciones.

5. Impulsar la creación de un Consejo Nacional de la Bicicleta, a modo se instancia asesora, consultiva y de participación democrática de todos los sectores comprometidos con el desarrollo de la utilización de la bicicleta, con el objetivo, entre otros, de proponer los cambios normativos precisos y la elaboración participada de un Plan Estratégico que favorezca el uso de la bici para una movilidad más sostenible en nuestras poblaciones.


5. Promover a nivel estatal la íntermodalidad de la bicicleta con los medios de transporte públicos y privados.» 

6. Promover e impulsar ante los organismos correspondientes (ADIF y Rente, entre otros) y ante las diferentes administraciones con competencia en la materia, la adopción de acuerdos y la aplicación de las medidas necesarias para garantizar las condiciones que permitan la intermodalídad de la bici con el sistema de transportes, especialmente con el ferroviario

6. Promover e impulsar ante los organismos correspondientes (ADIF y Rente, entre otros) y ante las diferentes administraciones con competencia en la materia, la adopción de acuerdos y la aplicación de las medidas necesarias para garantizar las condiciones que permitan la intermodalídad de la bici con los sistemas de transporte públicos y privados, especialmente con el ferroviario.






7. Continuar con el Programa de Vías Verdes, recuperando antiguos trazados ferroviarios en desuso, líneas cerradas o de construcción abandonada, para crear itinerarios de gran interés social, que sirven como eje sostenible, facilitando la conexión entre los núcleos rurales próximos a la traza, fomentando el contacto y el respeto por el medio natural en espacios rurales de gran belleza paisajística y gran interés medioambiental, que permite potenciar el turismo de la zona.









Sin embargo, PP y PSOE se mostraron en contra de añadir puntos concretos sobre instar a la reforma de leyes y reglamentos -basándose, dijeron, en que Seguridad Vial es una comisión no legislativa. Les contestamos que se trataba de una Proposición No de Ley por la que “se insta al Gobierno” a que haga esos cambios, y por tanto nuestra reclamación no es improcedente, es el Gobierno el que debe considerarlo y proponer lo que considere, y que sí tiene dicha capacidad-. Así que, previa consulta al letrado de la comisión y a la mesa presente, consensuamos con el proponente (Odón Elorza) un texto transaccionado en cada proposición: uno con y otro sin las medidas explícitas, cada uno en el punto del orden del día de nuestras respectivas iniciativas iniciales.

Al haber presentado antes la nuestra, se votaba la primera y en ella se recogió el texto SIN las medidas, quedando aprobada. Pero al llegar la votación de la iniciativa CON las medidas, una absoluta falta de comunicación entre el portavoz socialista y su grupo, y el hecho de que tuvieran que votar en contra de una iniciativa que sustituía a la que habían presentado inicialmente, hizo que el portavoz la retirara, y que por tanto incumpliera el consenso al que habíamos llegado.
En este punto, la única opción que teníamos hubiese sido tirar atrás toda la votación (lo que nos proponía Ciudadanos), lo que hubiese impedido que saliésemos de allí con algo aprobado. Manifestamos nuestra disconformidad y seguimos adelante con la iniciativa descafeinada, pero que sí recoge cosas que no tenía la socialista como dotación para el Plan, y que para acabar pongo según el texto finalmente aprobado (sin lo tachado):

TRANSACCIONAL SOBRE MEDIDAS PARA EL FOMENTO DEL USO DE LA BICICLETA
  1. Considerar y potenciar la bicicleta como una alternativa real de transporte en nuestros pueblos y ciudades, para lo que debe favorecerse, siempre teniendo en cuenta a las restantes administraciones competentes y la transversalidad competencial en esta materia, la integración de la bicicleta en sus políticas de movilidad y seguridad vial, con el objetivo de incrementar su uso en nuestro país en las mejores condiciones de seguridad y sin perjuicio alguno para los peatones.
  2. Elaborar y dotar un Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta que contemple, a modo de directrices generales de alcance estratégico, iniciativas normativas, propuestas programáticas sectoriales, coordinación interadministrativa y recomendaciones que sirvan, en conjunto, para promover el uso habitual de la bici como una alternativa de movilidad dentro de una política de transporte integral y sostenible. Este proceso deberá́ desarrollarse en el marco de un proceso de participación, que implique a la Mesa Nacional de la Bicicleta, a las diferentes administraciones competentes en la materia y a otras entidades directamente implicadas en este ámbito.
  3. Potenciar, impulsando campañas de concienciación, la formalización de compromisos programáticos en favor de la bicicleta desde los distintos ámbitos de la sociedad implicados en su desarrollo, entre otros, en el seno de las administraciones públicas, de las organizaciones sociales y económicas, de los partidos políticos y de los operadores de transporte.
  4. Comprometerse con un impulso definitivo a la cultura de la bicicleta en España, lo cual requiere la creación de un marco normativo adecuado, tanto a nivel legislativo como reglamentario, que, en coordinación y acuerdo con todas las administraciones competentes en la materia, permita el incremento del uso seguro de la bicicleta en sus distintas vertientes (como medio de transporte cotidiano, deportiva o recreativa). En concreto, se propone la revisión de la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de Circulación atendiendo a las recomendaciones de la Mesa Nacional de la Bicicleta al Consejo Superior de Tráfico, la restauración en el Código Penal de la imprudencia en cualquier grado con resultado de lesiones o muerte como tipo penal, y la revisión de la Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico -en lo referente al procedimiento de reclamación de indemnizaciones de las víctimas ante las aseguradoras-.
  5. Impulsar la creación de un Consejo Nacional de la Bicicleta, a modo se instancia asesora, consultiva y de participación democrática de todos los sectores comprometidos con el desarrollo de la utilización de la bicicleta, con el objetivo, entre otros, de proponer los cambios normativos precisos y la elaboración participada de un Plan Estratégico que favorezca el uso de la bici para una movilidad más sostenible en nuestras poblaciones.
  6. Promover e impulsar ante los organismos correspondientes (ADIF y Rente, entre otros) y ante las diferentes administraciones con competencia en la materia, la adopción de acuerdos y la aplicación de las medidas necesarias para garantizar las condiciones que permitan la intermodalidad de la bici con los sistemas de transporte públicos y privados, especialmente con el ferroviario.
  7. Continuar con el Programa de Vías Verdes, recuperando antiguos trazados ferroviarios en desuso, líneas cerradas o de construcción abandonada, para crear itinerarios de gran interés social, que sirven como eje sostenible, facilitando la conexión entre los núcleos rurales próximos a la traza, fomentando el contacto y el respeto por el medio natural en espacios rurales de gran belleza paisajística y gran interés medioambiental, que permite potenciar el turismo de la zona.
Y eso fue. Las medidas que PP y PSOE impidieron votar, las presentaremos en la comisión de Justicia. Un poco lioso, sí, pero nada imposible de explicar. Seguimos pedaleando.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada